mayo 06, 2019

Hola Manada, hoy les traemos un excelente estudio que nos reafirma que vamos por un buen camino!, en este se compara un sistema convencional de ganadería con uno basado en un Manejo Regenerativo de praderas, y el impacto que cada uno provoca en el ecosistema. Realizado por Paige L. Stanleya, Jason E. Rowntreea, David K. Beede,  Marcia S. DeLongeb y Michael W. Hamm publicado por Elsevier. 
El ganado de carne convencional ha sido identificado como el mayor contribuyente del sector ganadero a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Sin embargo, al administrar un crecimiento y una recuperación de forraje más óptimos, el pastoreo multi-pradera adaptativo (AMP) puede mejorar la productividad de los animales y el forraje, potencialmente secuestrando más carbono orgánico del suelo (SOC) que el pastoreo continuo. Esta investigación sugiere que el pastoreo controlado puede contribuir a la mitigación del cambio climático a través del secuestro de carbono en el suelo, un nuevo escenario que contradice radicalmente las conclusiones existentes de que solo la intensificación de los corrales de engorde reduce la huella general de gases de efecto invernadero de la carne de res a través de una mayor productividad.
Se pueden derivar varios impactos importantes. Los resultados muestran que no solo la adopción de un mejor manejo del pastoreo facilita el secuestro de carbono del suelo, sino que la fase final del sistema de producción de carne bovina puede servir como un sumidero general de GEI.
Si bien el pastoreo basado en Manejo Regenerativo requiere mas terreno que la producción en donde se finalizan los animales en corrales, el impacto total en cuanto a emisiones termina siendo positivo logrando fijar más CO2 que el equivalente producido durante toda la vida del animal. 
Para leer el estudio completo los invitamos a ingresar aquí y como siempre a dejarnos sus comentarios sobre esta nota más abajo.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscribete